logo300.jpg

Velasco y el beso del diablo
JORGE CEBALLOS

Cuando este material periodístico esté a su consideración, habrán pasado algunas horas desde que José Antonio Meade Kuribreña haya arrancado su precampaña en pos de la candidatura presidencial –casi segura- por el PRI; lo habrá realizado en el laboratorio de la pobreza en Chiapas: la zona Altos, para ser exactos en San Juan Chamula.

Arrancar precampaña priista precisamente en un municipio como San Juan Chamula, tiene diversas lecturas, una de ellas, harán creer a tirios y troyanos que Meade Kuribreña es la encarnación misma de la santísima Trinidad para los millones de chiapanecos que se encuentran en pobreza extrema, sin embargo, desde nuestra óptica, estamos seguros que una vez más, las mujeres y hombres indígenas de esa parte de Chiapas, serán utilizados como carnada electoral, porque aunque lo nieguen, el tricolor y el PVEM, buscan sostenerse en el poder por el voto de hambre, aquel que con despensas y dinero a la mano les garantice seis años más de prebendas y dinero.
De las sobradas lecturas que arrojará el arranque de la precampaña, es que hay un personaje que se quiere congraciar con el secretario de Hacienda, y no es nadie más que Manuel Velasco Coello, quien hace apenas unos días le apostaba todo a que fuera Miguel Ángel Osorio Chong el ungido por el PRI y PVEM.
Ahora bien, como la situación no salió a como se la imaginaba, el mandatario chiapaneco, pues tiene que poner toda la carne al asador para congraciarse con quien se atravesó al dedo divino de Los ´Pinos, para ello, no importa en lo más mínimo, usar toda la maquinaria del Estado para armar un marco pletórico que reciba al nuevo mecenas de quienes han jodido a Chiapas.
Pero, los chicos ITAM que acompañarán al neopriista en la búsqueda de la gloria sexenal, no deben olvidarse jamás que, traerán a su gallo a una tierra infértil, a la entidad con mayor desaseo administrativo, a uno en el que la corrupción se ha convertido en una cultura desde que aterrizó una generación que acabó con lo que encontró a su paso.
Meade Kuribreña y su equipo de estrategas, no deben pasar por alto que, hay sumas que restan, y precisamente asociarse con Manuel Velasco les generarán más puntos negativos que adeptos, pero como en política todo es intereses, se tienen que valer de la sociedad con el gobernador para enviar un mensaje a los mexicanos; deberían darse cuenta que el respaldo del Ejecutivo chiapaneco, es algo similar al beso del diablo.
Seguramente en el evento que encabezará el neopriista, estarán muchos de los artífices de la debacle administrativa y política de Chiapas de los últimos cinco años, fieles a su costumbre ni vergüenza ni asombro sentirán cuando comiencen a hablar de combate a la pobreza y corrupción, porque nos han demostrado a los ciudadanos que, no conocen la sensatez.
Ahora bien, José Antonio Meade Kuribreña, no puede venir a Chiapas a decirnos que no conoce los problemas financieros y desaseos que el actual gobierno ha cometido, y no podrá, por una simple y sencilla razón: él fue secretario de Hacienda hasta hace unos cuantos días, y por su despacho muchas ocasiones debieron de pasar los análisis que marcaban el desastre que se vive en la entidad.
El cuasi candidato priista, también debió tener en cuenta que, acudiría a un municipio en el que asesinaron al presidente municipal, también cuando estuvo en ese lugar que ahí, la clase gobernante chiapaneca trituró al partido que representará en la elección del 1 de julio del próximo año.
Insistimos, Meade se alió con el diablo en su búsqueda de pasar a la historia.
Lo peor, es que a pesar de lo que depare el destino para dentro de siete meses, a Chiapas lo seguirá gobernando un miembro de esta cúpula gubernamental actual, sí, porque gane quien gane, será un alfil impuesto por Manuel Velasco Coello y eso, lo tiene muy en cuenta el abanderado del tricolor, de ahí que haya decidido arrancar su precampaña en este bendito Estado.
Conflicto en puerta
En nuestras últimas entregas le dimos a conocer la situación de desaseo en que ha inmerso Carlos Eugenio Ruiz Hernández a la UNACH, esto claro, con el aval y respaldo de Jesús Agustín Velasco Siles, muchos creyeron que exagerábamos, porque los consideran blancas palomas.
A la actitud amachada del rector de imponer al nuevo director de la Facultad de Medicina Humana de la UNACH, ahora tenemos que agregarle que, hasta el día de ayer, aun no liberaban los recursos para el pago de aguinaldos y demás prestaciones de fin de año.
Ante la falta de pago, ayer en la universidad se sostuvo una larguísima reunión para tratar de destrabar los recursos, sin embargo, hasta las tres de la tarde, la respuesta era la misma, no existía fecha para realizar las transferencias a los trabajadores.
Según fuentes dignas de todo crédito que estuvieron en la reunión, existía el compromiso de hacer los pagos en las próximas 48 horas, si no se cumplía, dieron de plazo a partir del lunes.
Algo similar ocurría en la Secretaría de Salud cuando el actual rector de la UNACH estaba al frente de esa dependencia, los pagos se hacían casi a lo último, justo cuando se aproximaba un conflicto por parte de los trabajadores.
¿Si los recursos están etiquetados por qué retener un pago al que tienen derechos los trabajadores? ¿Será acaso qué alguien o algunos están jineteando el dinero? Obvio que jamás lo sabremos porque los principales personajes parecen gatos enterrando la suciedad que supuran.
Ya no duermen
Existen varios funcionarios de primer nivel que le han pedido, más bien suplicado a Manuel Velasco, los incluya en las listas plurinominales a cualquier cargo para el próximo año, todo derivado al miedo que les provoca el solo pensar que puedan terminar encarcelados por el saqueo que han cometido a las arcas del Estado.
En el gobernador han encontrado a alguien que los escucha y promete protegerlos, sin embargo, no se detienen a pensar que Velasco de igual manera está tratando de no terminar como sus ex homólogos Javier Duarte y Roberto Borge.
Lo que, sí está padeciendo en carne propia el gobernador, es la soledad del fin de sexenio, se está dando cuenta que son pocos los personajes que le serán leales hasta el fin de su mandato allá en el cercano diciembre de 2018.
No se dan cuenta esos funcionarios como Humberto Pedrero, Jorge Betancourt y otros más que el mandatario lo que intenta es salvarse él, si para ello, tiene que entregar a dos que tres colaboradores, lo hará con la mano en la cintura, así que muchos seguirán con un insomnio feroz de aquí a los próximos meses cuando vean que no aparecen en las listas.
A modo de broma, algunos señalan que ya están pensando en remodelar El Amate, por si existe la necesidad de ocupar alguna de las suites que están dispuestas para los malhechores, quienes por cierto abundan en Chiapas.
Muchos de los desesperados por no estar en problemas el año entrante, apenas el pasado martes fueron casi de rodillas a pedir la intercesión de la Virgen de Guadalupe para que les haga el milagro y puedan irse a disfrutar lo que con "sacrificios" han saqueado. Hasta la próxima.
 

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook