logo300.jpg

Por Artemio Velasco López
Crónica de otro fraude anunciado…
Se preguntarán ustedes, distinguidos lectores, ¿por qué José Antonio Meade es el candidato “ideal” del nuevo PRI?... está fácil, entre otras cosas, porque está cortado con la misma tijera y es el único que les garantiza continuidad e impunidad, ¡qué

 más quieren! Además, Meade ya demostró en los diversos cargos públicos donde lo han puesto, que aprendió muy bien la lección y que no se manda solo. Ahora lo van sentar en la más grande (la “silla”), para que termine la subasta de este país hipotecado y al borde del estallido social, cosa que saben muy bien (y cómo no van a saber si ellos lo provocaron) y para evitarse inconvenientes que pongan en riesgo el negocio, le están pavimentando todo el camino a Meade; no hay fiscal electoral, no hay fiscal anticorrupción, no hay democracia, no hay vergüenza, pero si va a haber presupuesto, ejército y autoritarismo en abundancia, a juzgar por la “ley de seguridad interior”. Dicho en pocas palabras; nada que nos despierte tranquilidad, seguridad y confianza en el futuro próximo.
Qué pena me dan las abandonadas…
Como plañideras bien pagadas, los “máximos” representantes de las paraestatales que conocemos como partidos políticos, hoy tan desacreditados, tan inútiles, tan corruptos, se la pasan vociferando unos de otros, más con ganas de practicar su demagogia que tan carísima nos cuesta, que de luchar por la justicia social que tanta falta le está haciendo a esta patria, mancillada una y otra vez por quienes deberían de servirla y además cobran. A Ricardo Anaya (PAN y Frente), por ejemplo, lo volvieron a chamaquear; según fuentes fidedignas (vox populi) a cambio de no hacer ruido con el fraude en el Estado de México, le prometieron la gubernatura de Coahuila y para allá se fue a armar su mitote, y una vez que sentaron de un madrazo al candidato del PRI en el Edomex, le hicieron de chivo los tamales en Coahuila al PAN, ¿y qué? Ricardo Anaya tiene facha de estudiante de 10, pero no crean, no ha aprendido nada y le sigue creyendo al PRI.
Chiapas como el tango: cuesta abajo en su rodada…
Ya que el gobernador (?) Manuel Velasco no lo hace, sino todo lo contrario, vamos a ocuparnos nosotros de Chiapas, antes de que se lo acabe la caterva de ineptos, incapaces y corruptos que han tomado por asalto los recursos y el destino de los chiapanecos y chiapanecas, que no se merecen este prolongado castigo que nos ha colocado en los últimos lugares de los bienes (alimentación, salud, educación, vivienda, empleo, seguridad, paz, tranquilidad, etc.) y en los primeros sitios de los males (miseria, enfermedad, ignorancia, violencia, subdesarrollo, injusticia, corrupción, etc.), como resultado no de la falta de gobierno, sino de los excesos de un mal gobierno, que sin un ejército capacitado y honesto, se lanzó a la aventura de satisfacer ambiciones bastardas y se ha dedicado a abrir “frentes de guerra” en todos los rincones de la entidad, por eso Chiapas es un “polvorín”, y como muestra tenemos los acontecimientos en Chalchihuitán y Chenalhó, motivados por las mismas cuestiones políticas, económicas, sociales y culturales que ya creíamos superadas hace muchos años, después de que la ingobernabilidad de Ruiz Ferro originó la repudiable masacre de Acteal, el asesinato de decenas de niños, mujeres y ancianos que se llevó entre las patas a varios chivos expiatorios como Homero Tovilla Cristiani y Marco Antonio Bezares, y hoy estamos peor que al principio.
Y el conejo invitó a cenar a la hiena…
Lo traigo a colación, porque ejemplifica claramente el tráfico de influencias, el conflicto de intereses y el nepotismo, es decir, tres delitos “infraganti”, porque no hay la menor duda, de que una de las mujeres más consentidas del Gûero Velasco y de su gobierno(?), por encima de la ley, es la diputada por Chiapas, María de Jesús Olvera, paisana ella de Osorio Chong y oriundos ambos del estado de Hidalgo, donde casualmente el papi de la diputada es el mero mero de la CTM, gracias (o viceversa) a que una de las hijas de su hija la diputada, es la secretaria del líder nacional de la CTM, sector obrero del PRI, quien para brindar apoyo “Político y $ocial” al partido Verde en Chiapas, mandó como secretaria de la CTM de Chiapas a la hoy diputada local por el PRI, María de Jesús Olvera, para ello, siendo nativa de Hidalgo, contando con esos parientes y esos cuates, se agenció fácilmente un acta de nacimiento en Chiapas. El resto del “apoyo” el gobierno Verde se lo pagó con la presidencia de la Comisión del Transporte en el Congreso del Estado, la concesión de algunos taxis “piratas” a través del inútil secretario del Transporte, Mario Carlos Culebro, y “manga ancha” en la explotación política, social y económica de los trabajadores de Chiapas. ¿A poco ya se les olvidaron todos los desmanes que ha ocasionado la diputada Olvera en Chicoasén, distinguidos lectores?
Una de cal por las que van de arena…
Considerando las terribles condiciones en tan terribles tiempos, en que sobreviven las numerosas poblaciones indígenas de este pueblo de pueblos que siempre ha sido Chiapas, es de reconocerse el apoyo que les brindaron las secretarías de Gobierno y Protección Civil, en un gesto encabezado por Juan Carlos Gómez Aranda y Luis Manuel García Moreno, a los miles de hermanos indígenas arrancados de sus raíces por la intolerancia y los intereses políticos. Niños, mujeres, hombres y viejos echados a las inclemencias del frío, el hambre y las balas. Si bien es la obligación de un gobierno que se jacte de ser democrático volver la mirada hacia los más desprotegidos, también es cierto que en este gobierno parece haber cosas más importantes que el bienestar de los chiapanecos, y ante las desgracias siempre se quedan en el recuento de los daños y con los beneficios del “programa”, por eso la valiosa ayuda que en tiempo y forma llevaron Gómez Aranda y García Moreno, a los pobres e indefensos hermanos desplazados, es de tomarse en cuenta.
Voy derecho y no me quito…
Cabeceando con habilidad la suerte de jabs, rectos, ganchos, volados y “opers” que le disparan por dentro y por fuera, Enoc Hernández no se inmuta ni quita el dedo del renglón, mantiene su acelerado ritmo de trabajo político, concentrando fuerzas y capacidades en el cercano proceso electoral, pero atento a los acontecimientos que más impactan en Chiapas y protagonizando algunos de ellos, como el aniversario luctuoso de la eminencia médica y ex gobernador del estado de Chiapas, el Dr. Manuel Velasco Suárez, de cuya fundación en Chiapas Enoc es presidente y lo fue también del municipio que vio nacer al doctor, es decir, San Cristóbal de Las Casas, en donde y en presencia del gobernador(?) del estado Manuel Velasco, Hernández Cruz recordó con vehemencia la vida y obra de un chiapaneco ilustre. Por cosas como éstas, cada vez más partidos empiezan a preocuparse por el partido Podemos Mover a Chiapas… pero como siempre, distinguidos lectores, ustedes tienen la última palabra, los espero en la próxima ANTESALA, que Dios los bendiga.
 

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook