logo300.jpg

Texto: José Marina Penagos

El problema de todos los problemas

Lo primero es localizar lo que ocasiona el problema, luego conocerlo, analizarlo y buscar la solución, sea material o físico. Nos vamos a referir no donde está la fuga de agua, aceite o gas no, se trata de la fuga, del carácter de conocimiento, de 

entendimiento, de porque no hago las cosas bien, es al mismo tiempo cognitivo y síquico. Parafraseando a Sócrates: “Entre más se, me doy cuenta que menos se; pero lo sé”, o también solo hay dos clases de personas “los que saben que son pendejos y los que no lo saben”. No existen personas que no cometan errores; nadie quiere que nazcan negros, chaparros, gordos, feos, tontos, biliosos, homosexuales, locos o enfermos, ¡Nadie!, pero la maldita genética tiene la culpa y se impone, si somos “cae mal” en vez de carismático nos cierran todas las puertas, enfrentar la vida con defectos evidentes es luchar contra la corriente, nacer homosexual es una lacra sin que la persona tenga culpa , el nunca pidió nacer así; la gente no lo comprende, los mojigatos los critican ferozmente, vean al gran actor Kevin Spacey, director, productor, guionista y cantante con 2 Oscares ganados, multipremiado en la serie televisiva “House Of Cards” se observa un actor de inteligencia sobresaliente, es un verdadero deleite verlo y escucharlo, ahora caído en desgracia acusado de acoso sexual a jóvenes, en lo personal lo sigo admirando. O el cantante italiano Andrea Bocelli con una voz de ángel (aunque nunca he visto uno) ciego totalmente, creo que de nacimiento y así podríamos citar infinidad de casos, crecemos entre defectos y errores, creemos que tardara una eternidad pasar de moda o envejecer si usted viviera 100 años, solo son 365 días se pasan rápido.

Pero asústese la biotecnología molecular está avanzando en cuestiones genéticas están descubriendo los genes erróneos y es probable que puedan manipularlos sustituyéndolos por otros correctos y así eliminar las patologías, dotar de facultades intelectuales, con temperamentos armoniosos y figuras estéticas; altos, atléticos, guapos (as), sanos, con sensibilidad empática desaparecerían los enfermos de poder los frívolos, los supremacistas blancos, pero sobre todo los políticos que por supuesto no producen nada, se volverían obsoletos; gente trabajadora que se divierte sirviendo a los demás, y con más tiempo se llegaría a la inmortalidad, ¿le tocaran nuestros bisnietos o tataranietos? A lo mejor; soñar es gratis, pero puede ser realidad. Y qué decir de los deportes, todos tendrían capacidad de descollar en tal o cualquier deporte ya sin olimpiadas que son más vanidad y negocios de los de siempre, que pasaría con la música y el baile, desaparecerían las canciones nacas para dar paso a una música que penetraría en nuestras mentes y nuestras almas como un bálsamo que genere plenitud como la de Franz Liszt, Debussy, Mosart o Vivaldi, deseche la música pero la realidad es que no le satisface; con música altisonante y cuetes, ni escucha lo que le dicen y chúpale pichón, no creo que le divierta , en fin. Disfrute la vida con lo poquito que tenga, quitese la idea de ser rico e importante a costa de lo que sea, no retuerza su vida, ponga ejemplo de honestidad, comprensión y humildad, se sentirá de peluche, tendrá otra visión de la vida. Si su gen no le dio facilidad de palabras, lea mucho, adquiera una buena dicción y si para el baile es un palo, tome clases, aprenderá uno pasos que podrá poner en práctica, sin importar que lo critiquen. Por favor quítese de la cabeza que todo lo que haga es para que lo vea la gente y esconda cosas que no quiere que lo vean porque siempre quiere dar una buena impresión y quiere presumir de muy especial; estará equivocando la jugada, sea usted mismo aunque sea chiquito.
 

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook