b_400_0_16777215_00_images_culturaalsur_diciembre_fulgor-de-la-noche.jpg

Texto y foto: Mónica Ruiz
“Existe un dicho triste de la vida de una puta vida”, un fragmento del libro “Fulgor de la noche: el comercio sexual en las calles de la Ciudad de México”, que explica a detalle las vivencias de trabajadoras sexuales, el libro que fue presentado por feministas y la autora Marta Lamas al medio día del 17 de julio en el Museo de la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, al lugar asistieron distintas personalidades, activistas, funcionarios públicos, feministas y la colaboración de la Comisión y Equidad de Género del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez.

Elvira Madrid Romero de Brigada Callejera dio la bienvenida a los asistentes, habló sobre la importancia que tiene el tema en la sociedad y el debate que causa en la misma, desde cualquier punto de vista, citó un fragmento del libro, que explica las vivencias de trabajadoras sexuales a lo largo de la vida, “a diferencia de otros empleos u oficios, el trabajo sexual no se valora la experiencia que se adquiere con los años, los clientes buscan a chicas jóvenes y las mujeres maduras se van saliendo del negocio o van bajando de nivel con la consiguiente reducción del ingreso, no hay pensión para las trabajadores sexuales y como para la mayoría de las personas en México la seguridad es la familia, las que no han conservado a su familia cuando no han sido refugiadas viven en el abandono”.
Marta Lamas quien es antropóloga mexicana, profesora e investigadora, ha escrito seis libros, en su reciente libro muestra un perspectiva alejada de la victimización de las mujeres dedicadas al trabajo sexual, hablando sobre los derechos que al fin deben de tener como trabajadoras, por ejemplo: seguridad, explicó que es un derecho de cada mujer el decidir por su cuerpo y saber si usarlo como trabajo sexual.
Un último fragmento, dice “La vejez es dura para las que no previsoras invirtiendo cuando tenían recursos, se veían a trabajadoras con más de 70 años que dormían en la calle y que por cinco o 10 pesos hacían una felación, por eso existe un dicho triste de la vida de una puta vida”, en esta parte la autora habló sobre la triste realidad de mujeres que no supieron administrar sus ingresos y desafortunadamente terminan en el abandono, por ultimo mencionó que el trabajo sexual es de los mejores pagados.
 

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook