b_400_0_16777215_00_images_culturaalsur_Daniela-Romo.jpg

Texto y foto: Jorge Luis Santa María

Inició su carrera en uno de los coros más importantes de nuestro país, el de los Hermanos Zavala, de ahí pudo pasar a los escenarios teatrales en "Contigo Pan y Cebolla" de Manuel Eduardo de Gorostiza. A la par con sus estudios, empezó a trabajar como modelo de comerciales.

En 1983 se lanzó de lleno como solista con el disco debut Daniela Romo, que la lanzó a la fama con los éxitos "Mentiras" y "Celos". Desde entonces, ha seguido cosechando triunfos con un sin fin de discos llenos de éxitos, el más reciente “La Voz del Corazón”.
En el mundo del culebrón tuvo su primera participación en la telenovela "El enemigo" (1979), a la que siguieron; Déjame vivir (1982), El camino secreto (1986), Balada por un amor (1990), Si Dios me quita la vida (1995), y ya en la primera década del siglo XXI protagonizó un episodio de la serie Mujeres Asesinas, “Sortilegio (2209), Triunfo del amor (2010), La tempestad (2013), El hotel de los secretos (2015) y en este 2017 regresa de la mano de Salvador Mejía en la producción de "En Tierras Salvajes" donde interpreta el personaje de "Amparo", una mujer dominante y manipuladora que tendrá un resentimiento con la protagonista Claudia Álvarez, esposa de uno de sus tres hijos, mientras al mismo tiempo pretende mantener unida a su familia a costa de lo que sea.
Musicalmente Hablando conversó con la cantante durante la presentación de esta trama en la que podremos escuchar además uno de los temas interpretados por ella "La voz del Corazón".
Musicalmente Hablando (MH); Daniela Romo “En Tierras Salvajes” donde no solo mostrará su experiencia como actriz, también se incluirán temas en su voz, ¿De quién son y por qué decidiste interpretarlas?
Daniela Romo (DR): Esas canciones las decidió Salvador (Mejía) que están incluidas en mi última producción que se llama "La voz del corazón", son de Sheyla Ríos, de Amparo Rubín y Leonel García. Salvador me hizo el favor de ponerlas ya que tengo una historia particular con César Évora... Son muchas historias de amor en esta telenovela, los padres y los hijos tienen su conflicto.
MH: Tienes mucha vida musical en el cine y en las telenovelas... ¿Te gustaría entrar a la moda de las bio-series?
DR: No, ya que se llamaría "El anecdotario de una vida inútil"... No tendría ningún interés en eso porque mi vida ha sido vista por todo el mundo, yo todavía me considero "En la búsqueda de..." no me atreverá a justificarme o decir cosas de mí, cuando no he terminado mi camino y eso que la vida me ha dado dos oportunidades, entonces no creo.

 

MH: ¿Habrá disco nuevo?
DR: Primero quiero descansar, ya lo amerito porque desde "El Hotel de los Secretos" no he parado, tengo muchas cosas.
MH: En Tierras Salvajes para Daniela Romo no es un proyecto más…
DR: Habrá personas para las que siempre sea un proyecto más, pero para mí nunca, menos cuando ni siquiera imaginas algún día que lo vas a poder hacer. Más cuando la vida ya se te había detenido y no sabías si podías seguir la vida. Siempre te da alegría, motivación, es un reto poder desarrollar otro, estoy agradecida con la vida, con Chava, con los compañeros que realizamos este proyecto, y que fue arduo el trabajo.
MH: En las relaciones que se ven en los amores de las parejas de “En Tierras Salvajes” ¿es del hombre o la mujer la culpa?
DR: Yo soy de las personas que tengo una opinión de que las mujeres dicen que el hombre es un… pero yo pienso que los hombres son más ingenuos que las mujeres, sí, los hombres se dejan, hay una diferencia biológica. Los hombres son para afuera, las mujeres para dentro. (hace ejemplos con las manos y ríe). Los hombres todo lo escupen, lo avientan y nosotras no. Claro hay de todo, las mujeres, a veces, encajonan a los hombres. El género nos hace encasillar ciertas cosas.
MH: Con todo lo nuevo que ha llegado a la televisión, ¿Sigue aprendiendo Daniela Romo? Y ¿Qué piensas de las exclusividades de Televisa que han retirado?
DR: Siempre se aprende algo nuevo, todos tenemos que adaptarnos a nuevas formas y formatos y ayudarnos a prosperar en lo nuevo. Todos nos vamos ayudando y adaptando. De las nuevas generaciones siempre, yo aprendí de los que me precedían y los que vienen detrás de mí, queda un ámbito en el que quieres seguir y ves nuevas maneras de ver y ejecutar la manera de llevar la profesión. De las exclusividades nos da mucha tristeza por quienes ya no la tienen, compañeros de toda la vida, si me toca pues me tocará, pero esto es una empresa y yo soy una empleada, soy parte de la empresa, lo he sido por 45 años de mí vida, pero tú nunca sabes y eso a mí no me corresponde. Amo este lugar, pero los movimientos no los sé, soy una pieza de las grandes piezas que se mueven. Muchas gracias y no se pierdan desde el lunes 31 a las 19:30 en Las Estrellas.
 

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook