b_400_0_16777215_00_images_culturaalsur_octubre_Tania-Libertad-musicalmente-hablando.jpg

Texto: Jorge Luis Santa María

Si se trata de presentar a Tania Libertad lo primero que hay que señalar es a una mujer autentica, sincera, honesta, coherente, sin barreras, una cantante que da cuenta con los hechos que se trata de ser libre antes de dar el siguiente paso.

Fue en 1989 cuando realizó el primer disco dedicado al originario de San Miguel de Allende, sí a quien se le conoce también como el "Hijo del pueblo", ese primer tributo lo llamó "Tania Libertad le canta a José Alfredo Jiménez". Para 1998 realizó el segundo homenaje al que tituló “Tómate esta botella conmigo”. Además de algunas canciones que pudo incluir en sus discos de estudio.
Pero, para este 2017 llega con "José Alfredo y yo", la más reciente producción discográfica en la que además de cantarle, intervino en cada detalle. Ella se dio el gusto de incluir un cuarteto de cuerdas, con la esencia del mariachi, trompetas, una guitarra y guitarrón y, en donde se prestaba, no dejó de aderezarlos con la tuba, clarinete, arpa o acordeón.
Musicalmente Hablando conversó con la peruana la cual no deja en cada momento de expresar su amor a México, así como la admiración a José Alfredo Jiménez al que considera como uno de los mejores compositores de la música. Tania Libertad, una mujer peruana que se hizo así misma mexicana.
Musicalmente Hablando (MH): Tania Libertad... ¡Qué gusto, qué honor y placer poder conversar de este tercer tributo a José Alfredo Jiménez!
Tania Libertad (TL): ¡Sí señor!
MH: En 1989 surge "Tania Libertad le canta a José Alfredo Jiménez", el primer tributo, nueve años después, en el 98 "Tómate esta botella conmigo" y ahora "José Alfredo y yo", he estado escuchando detenidamente este disco y me remontó a muchas cosas... Estaba escuchando y observo que cada canción tiene un ingrediente especial, si pudiéramos relacionarlo con una titulación, la unión de una mujer que legó a México y se hizo mexicana y eso fue lo que yo sentí cuando lo estaba escuchando.
TL: Efectivamente es un disco distinto, es un disco que parte de experiencias distintas también, los años te dan una carga de todo, de pasión sensualidad, paciencia, te da otro color de voz, te das cuenta de algunos rincones que no habías notado en tu voz y son esas cosas que quise escuchar en este disco, el cual utilicé la voz media, quise usar un concepto orquestal distinto , que sonara orquestalmente distinto, lo que me más me emociona del mariachi son las trompetas que no podían faltar, la guitarra, guitarrón, usamos el clarinete para darle ese toque norteño, el arpa... Todos los arreglos los hice yo.

 

MH: Eso estaba leyendo...
TL: Todos los arreglos los hice yo y el arpa era fundamental, acompañar canciones como "Amanecí en tus brazos" o "Un mundo raro"...
MH: Tomé nota que hay varias canciones que repetiste, pero las volvieron a grabar, así como hay cuatro que no habían sido grabadas, como "Vámonos", "No me amenaces", "La media vuelta", "Cuando vivas conmigo" y "Amarga Navidad"... Pero con las que ya habías grabado dejaste fluir mucho, desde los arreglos hasta el paso de un instrumento a otro en la que se marca una elegancia...
TL: La ventaja de que una cantante haga sus arreglos, es que se dejan los espacios necesarios para cantar, cuando alguien hace los arreglos, a lo mejor se luce al meter un instrumento que adorne, pero no deja que la frase fluya, y en mi caso como hice todo me dejé ese espacio.
MH: ¿Hay algo en este material que necesariamente no estuvo y te doliera?
TL: No, este material lo hice "De pies a cabeza" y con la ayuda de los productores que son Memo Gil y Diego Gómez Da Silva que es mi hijo, pero abordé una serie de temáticas que a mí me interesaba mucho ya que quería mostrar ese otro lado, el que es muy doloroso de la composición de José Alfredo Jiménez, ya que en los otros discos me fui por el lado más amoroso, pero aquí está cargado de puro desamor, esto a través de lo que uno haya vivido, y no es que sufra de desamor, pero el desamor uno lo percibe y está presente en cualquier relación amorosa, y todo eso te hace que te incvlines por las canciones de desamor... Este disco está complementado con las canciones y las instrumentaciones en ese tema.
MH: Una de las cosas que he percibido dentro de la carrera es la de llevar un género, es la de llevar piezas musicales que, si tienes la voluntad y puedes traer, lo haces.
TL: Yo canto lo que tengo ganas, no me importa lo que digan los demás, para eso llevo en mi nombre la penitencia, "Libertad" es el nombre con el que nací, no es el artístico, y yo tengo la responsabilidad de ejercerla. Si tengo ganas de cantar el éxito de quien sea, lo hago, siempre he podido hacer lo que me da la gana.
MH: Y en este disco se puede sentir, como hiciste tuya esa música... y el resultado es "José Alfredo y yo"... ¡Qué placer y que gusto poder conversar contigo!... Para terminar una pregunta... El sello musical ente Perú y México lo tenemos... ¿Eso fue lo que trajo a México?
TL: Sí, si tú te fijas nosotros también le cantamos al desamor, muy pocas veces le cantamos al amor, creo que cuando estamos felices no viene la inspiración, hay más cancines de desamor que de amor, buscamos ese lado… los peruanos somos pasionales, y no gusta la bebida fuerte, bailar, y por eso escogí México ya que es muy semejante a Perú y por eso tengo aquí 37 años. Muchas gracias, ya está el disco en todas las tiendas, plataformas... ¡Es un placer poder platicar contigo y sobre todo platicar de José Alfredo Jiménez!
 

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook