b_400_0_16777215_00_images_entrevistas_junio_Rapsody.jpg

Texto y foto: Yeni García

Cada día vemos como la mujer en cada una de sus etapas hay una conexión con el mundo de la belleza. Este es el caso de Karla Solís que desde muy pequeña despertó ese interés por la belleza y hoy a sus 27 años de edad ese don para descubrir este mundo la ha llevado a ver reflejado en esta nueva faceta de su vida empresarial.

Karla Solís Ramos es licenciada en relaciones internacionales, iniciando sus estudios en tecnológico de monterrey y finalizándola en la Universidad del Sur, debido a la incursión en su primer negocio ahora vemos como esta etapa empresarial ya se ha consolidado y nos platica en entrevista para Código Sur esta maravillosa etapa que la ha llevado a la cima del mundo de la belleza.
-Karlita, ¿platícanos a que edad comenzó esa inquietud de conocer sobre el mundo de la belleza?
- Desde muy chiquita me comencé a dar cuenta que me gustaba la moda y la belleza, no me consideraba una niña normal, me gustaba ver todo lo relacionado con el cabello y el maquillaje. Cuando tenia 20 años iniciamos con la tienda de ropa, en ella vendíamos extensiones de cabello y la misma necesidad de mis clientas que no sabían sus estilistas cómo aplicar las extensiones de cabello, comencé a investigar y mis clientas me decían que debería poner mi propio salón para que les brindará ese servicio, es así que tomé la decisión de poner Rush que quedaba ubicada en la plaza urbana.
-¿Cómo relacionas tu profesión con la administración de tus negocios?
- Desde los primeros semestres en Tec de monterrey les decía a mis maestras que quería tener un espacio donde todo se involucrara, la belleza y moda, recuerdo que mis compañeros se reían y burlaban de mi sueño, me decían la licenciada terminará archivando archivos de una oficina, hoy que veo formado este sueño, me siento cada vez más comprometida con mis clientas para ir brindando calidad y sobre todo innovando. Eso es lo que hoy les ofrezco a todas ellas.
-¿Qué tan fácil fue ver consolidado tu negocio?
- lo que siempre nos ha caracterizado es que no nos fijamos a lo que hay alrededor, traemos cosas nuevas, innovamos, desde que iniciamos todas las chicas desarrollan una propuesta creativa con todas nuestras clientas, no copiamos, innovamos, hacemos cosas nuevas para que todas esas tendencias ahora las vemos aplicadas aquí. Todas mis chicas están muy comprometidas para ayudar, nos ponemos la camiseta, no vemos a un cliente con un signo de pesos, al contrario queremos que nuestras clientas queden totalmente satisfechas.
-¿Cómo describes esa pasión en tu desempeño aquí en Rapsody?
- Lo describo como algo que no me toco, es algo que yo elegí. Yo elegí tener lo que tengo ahorita, que me ha costado muchísimo, me encanta mi trabajo, me encanta que las personas que están aquí estén felices, que mis clientas salgan felices, y sobre todo poder ayudarlas, esa es la camiseta que siempre nos ponemos porque no se trata de hacer cosas que te puedan perjudicar sino ayudarte en todas las facetas, y en la boutique de la misma manera, no nos fijamos lo que hacen los de enfrente, sino que es una esencia nuestra, toda la ropa la elegimos pieza por pieza y es para satisfacer a nuestras clientas y sobre todo que sean piezas únicas para brindarles calidad y exclusividad.
-¿Por qué el nombre de Rapsody?
- cuando comencé a buscar el nombre te diré algo que pienso y siento, todos tenemos un destino, es como esa corazonada, o más bien en lo que creo que es Dios que te dice este es el camino y que debes ir por ahí, por eso cuando empecé a buscar el nombre, buscaba algo que me llamara la atención y decir este es el indicado, anote más de mil nombres, hasta que quedaron diez y ese fue el que me llamo la atención, incluso hasta lo soñé después que ese sería el nombre, aparte que parte de mis iniciales de mi nombre y apellido están reflejados, es un nombre muy fresco y juvenil, estoy muy contenta con la elección que hice.
- ¿Cuál es el sello distintivo que tienen tus negocios?
- Considero que ese sello distintivo es brindar la mejor ayuda a nuestros clientes, le entregamos una garantía de satisfacción, nosotros nos preocupamos que nuestros negocios tengan ese cuidado para brindar a cada uno de nuestros clientes un servicio de calidad, que ellos sean el numero uno y que sean atendidas como se lo merecen. Action Coach nos brindó algo muy valioso que lo hemos aplicado en todo el concepto de Rapsody, incluso muchas clientas se acercaron y me dijeron que querían lo que yo ahora tengo, porque aquí ya tenemos la experiencia, la capacitación, ya tenemos todo y en este proceso estamos trabajando de una manera ordenada, es algo que había soñado y ahora lo vivo.
-¿Cuándo iniciaste con el negocio cuantas personas eran?
-Cuando empecé fui solo yo, incluso desde que estudiaba les decía a mis maestras que me enseñaran más, porque aprendía muy rápido y me decían que tenía que esperar, yo necesitaba aprender, ya después comenzamos con el estilista y yo era su auxiliar y viéndolo a él fui aprendiendo. Ahora poco a poco ha ido creciendo el personal y en total somos nueve personas.
-¿Cuándo decides abrir la boutique?
- Surge la idea en una plática con mi novio, comenzamos a intercambiar opiniones y decidimos ambos en abrir la boutique, como te decía, no nos fijamos en lo que hacen los demás, nosotros tenemos nuestra propia esencia y hace apenas tres meses, nos sentimos como en una zona de confort, nos dimos cuenta que queríamos comenzar a incursionar en otro proyecto, y pensamos en abrir una zapatería, y gracias a Dios con todo el apoyo de mi novio hoy ya lo vemos realizado, todo fue muy apresurado pero viendo los resultados puedo decir que ya vamos creciendo y consolidando más la marca.
-En esta etapa de tu vida empresarial ¿Qué es lo más importante?
- Para mí lo más importante es Dios, todos los días me levanto agradeciéndole por otro día más de vida para salir adelante y echarle todas las ganas, siempre con una sonrisa, todas mis decisiones se las dejo a Dios, él sabe cuándo me da las cosas o cuando no me las da, los tiempos de Dios son perfectos, a él le debo la vida y todo lo que tengo, él sabe a dónde me va a llevar o tal vez me diga lo que tengo que hacer, hoy puedo estar aquí platicando contigo, o mañana me puede decir que voy a ser mamá o dedicarme a las misiones de la iglesia, si Dios me lo dice ahí es donde me voy a dirigir.
-¿Cómo se define Karla en tres palabras?
- Apasionada, amorosa y decidida, soy una persona que no le gusta escuchar un “no” como respuesta, soy una persona solucionadora de problemas, pienso como en todo puede tener solución, soy muy decidida, que piensa las cosas pero que actúa y no me estreso, pero cuando tomo decisiones, es como te decía cuando Dios te pone en un camino y que ya está tu destino marcado siempre y cuando estas con él, y las cosas buenas o malas son por algo, pero que al final te dejan una experiencia, soy una persona muy positiva.
La clave del éxito
-¿Cómo visualizaste y cuál ha sido la clave del éxito?

-Mi motivación principal es Dios, me ha puesto en un camino que me ha formado, en caídas he tenido que aprender, definiría que mi éxito es por Dios, han sido muchos sacrificios en tiempo pero cuando veo los resultados me han dejado un sabor de boca muy bueno, sobre todo poder compartir mi felicidad con las personas. Siento que si soy una historia de éxito porque comencé desde abajo y poco a poco hemos ido creciendo, y llega un punto en una empresa que ya no creces a la misma velocidad que al principio pero te mantienes, me siento muy feliz, no todo son cosas buenas, hemos pasado por muchísimas cosas, al final Dios me ha puesto aquí para poder ayudar y ser agradecida, somos instrumentos para bendición y lo veo con mis clientas, con mi equipo de trabajo, porque ellas día a día las motivo para que crezcan, y de alguna manera visualizamos más allá de lo que podemos dar, sé que ellas dan lo mejor y cada día van logrando algo para que el día de mañana puedan ser más de lo que son ahora, agradezco a todo mi equipo porque son parte de mi familia, son mis amigas y en eso veo la verdadera riqueza y el éxito.

 

 

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook