Texto y foto: Jorge Luis Santa María

ORGÁNICO” es como volver a nacer, representa un acto de libertad… Muestra lo que soy, mi intimidad, mis ganas de seguir creando, mi alegría por la vida” son las palabras de Diego Verdaguer para describir su nuevo material. Un disco del que hace unas semanas le habíamos hablado, pero que hoy es una realidad.


Para hablar con el argentino-mexicano que tiene en el cancionero latino muchos de sus éxitos incluidos, nos fuimos a sus oficinas y nos recibió con su clásica sonrisa, con el don de la palabra que lo caracterizan. Una conversación que a continuación les presentamos:

MUSICALMENTE HABLANDO (MH): 20 millones de discos vendidos, Discos de oro, platino, 4 nominaciones al Grammy y ahora muy en la moda con más de 400 mil suscriptores en su canal, Diego Verdaguer, ¡Más mexicano que nada!

Diego Verdaguer (DV): Soy un artista que nació en Buenos Aires, Argentina y que me críe y estudié allá y me hice un artista muy conocido gracias a los primeros éxitos en los años 70, cuando llegué a México.

MH: Hay que recordarle a la gente para que identifique que Diego Verdaguer estuvo participando en la segunda edición del Festival de la Canción Latina y mientras la gente relaciona a José José con “El Triste”, Diego Verdaguer interpretaba en ese festival “Vayamos a aquel bar”.

DV: Exactamente, y con otra que se llamó “Y bajará del cielo Dios”, que es una canción que hablaba de los problemas de la vida, una canción de Larry Monero que fue mi productor y compositor, fue mi maestro… con él formé “Reno y Rino” y después fue promotor de mi primer disco con la RCA Victor, con ella firmé y canté composiciones de Larry.

MH: ¿La primera vez que viniste a México en 1970, fue ese el primer coqueteo?

DV: Sí, imagínate con la cultura mexicana, hasta con una chica la cual era 10 años más grande que yo y marcó mi vida… fue en el Hotel del Prado, y por esas cosas decidí volver.

MH: ¿Quién te conquistó primero? ¿México, la gente o la música?

DV: Lo único que sé es que mis canciones pegaron en México y no corrí esa mala suerte de algunos, yo promoví, impulsé mi carrera con el deseo que mis canciones llegaran a la gente y como una persona que quiere llegarle a la gente, como un “entreteiner” que quiere dejar un mensaje positivo a la gente. Y mi primer éxito fue “El pasadiscos” un tema que triunfó en México pero que en los demás países no pasó nada.

MH: Es que, si le preguntáramos a los más de 125 millones de mexicanos, al menos una canción tuya en la que tuviste que ver directa o indirectamente, se la saben…

DV: Quizá 100 millones si… Muchos conocen “La ladrona”, “Él me mintió”, y muchas más…

MH: Desde un punto de vista propio, esta conexión que has tenido en México te llevó a tomar decisiones para trascender más de lo que pensabas hacer en tú país, y eso no es fácil.

DV: Migrar no es fácil, te lleva a tomar determinaciones… a perder muchas realidades que son parte de tu vida, abandonarlas para probar caminos nuevos… Cuando tu naces en el sur y vienes a México y triunfas de México… Es difícil que te vayas de México… muchos hacen su vida aquí… y me pasó.


MH: ¿Compensó el amor de México el no tener de cerca esas raíces?

DV: No estoy listo para responder al 100, pero creo que sí, he logrado mucho espiritualmente, yo aquí o en Argentina, soy el mismo, vivimos en un espacio de necesidades diferentes… La música es lo que todos necesitan con lo que todos conviven, cantan, por eso pasarán quien pase, pero quedan los artistas, ellos marcan el destino de los pueblos.

MH: Y hay una característica en tus canciones, que nunca has separado tus raíces, y en este disco que vienes a promocionar es eso, y también lo haces al revés al impregnar música mexicana.

DV: Es eso, lo hago sin darme cuenta, hayo cosas que me nutren. A este disco lo llamo “Orgánico” porque no ha tenido una dirección específica, no hay en sí un “¿Por qué pusiste una cumbia?” por ejemplo, es un disco con mi personalidad.

MH: En “Orgánico” encuentras un up tempo, música con contenido, con mensaje que son pieza clave de tus canciones desde tus primeros discos, por ejemplo “El marinero” que empiezas con una idea fresca, pero con una parafernalia musical que tiene la esencia de Verdaguer.

DV: Sí, es una propuesta simple… Le estoy diciendo a la niña que está deprimida, en el video soy como un fantasma… le digo que reaccione y valore la vida, esa es la historia de lo que queremos, pero el fondo de la canción alienta a seguir…

MH: Con una frase, le dices a la gente todo…

DV: En una parte, ya que expreso las cosas que a veces no veo bien, y le digo a la gente “Derriben paredes que queremos un mundo de libertad”, siento muchas cosas peor no sé qué está sucediendo, voy a la fuente que nos inspira a vivir, eso me conecta con mi vida eterna, con el amor, mi padre era un amor, a veces no nos llevábamos bien, pero pues es parte de todo esto.

MH: ¿Qué pasa con “El Cura y el Presidente”?

DV: En “El cura y el Presidente” es una historia interesante, tenía una sensación que me nace porque creo que la gran mayoría de los seres humanos somos buenos, la vida nos lleva en una turbación que nos hacen perder, los mandatarios tienen una manera distinta de cómo llevar su política, pero son buenos, luego tienen negociaciones, tienen miedo, cosas que pasan en todo el mundo, en toda la historia y esta canción habla de esos sueños utópicos como el tuyo o el mío, que cree que él puede hacer un trabajo mejor que el cura y el presidente. El desenlace es un canto de dar amor.

MH: ¿Cómo seleccionas cuando haces un cover?

DV: Hay temas que admiro, son grandes composiciones, que quedan bien en mi voz y creo que puedo hacer una buena versión, aunque la haya cantado otro.

MH: Actualmente hay algo que la gente hace una búsqueda en el pasado…

DV: Tiene un sonido diferente, interesante que se pudo capturar en esa época, los instrumentos y aparatos suenan diferente o ya no están.

MH: ¿Nos tocó vivir la mejor época de la música?

DV: Yo digo que la mejor evolución del siglo pasado, vivimos lo mejor…

MH: ¡Muchas gracias Diego!

DV: ¡A ti con toda la humildad! Les recuerdo que ORGÁNICO, está disponible física y digitalmente en México, estamos ilusionados, es un producto para la familia, es muy alegre y contiene un DVD, es interesante, divertido… es un producto de lujo, pero producido de forma orgánica. Saludos a todos.

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook