b_400_0_16777215_00_images_entrevistas_Nubia-Marti.jpg

Texto y foto: Jorge Luis Santa María

Nacida en Piedras Negras Coahuila, esta hermosa actriz de ojos verdes tuvo una infancia bastante difícil, pero fue la circunstancia que le hizo ver lo que le deparaba el futuro. A la edad de 5 años y siendo la más pequeña de cuatro hermanos, perdió a su padre, por lo que su mamá tuvo que buscar suerte en la Ciudad de México.

Ya instalados en un departamento de la colonia Jardín Balbuena y mientras hacía sus estudios en la Preparatoria 7 alterno estos con la carrera de actuación en el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), es en esa época donde acompañando a su hermana Dolores, se convirtió en una "Chica A Go Go", formando parte así de las antañas caravanas de artistas que acompañaban a grandes talentos.
Esto la hace llegar a la televisión con "Mujeres, Mujeres... y algo más", programa en que también debutarían el futuro "Rostro del Heraldo" Verónica Castro y Anel Noreña (esposa de José José), gran parte de esta oportunidad fue dada por el periodista Juan Calderón.
El éxito le llegó poco a poco, todo indica que en el cine su inicio fue en "Azul eclipse de amo" con el primer actor José Gálvez, a esa le sumó trabajar con las máximas figuras de la lucha libre como Santo y Blue Demon, o el inolvidable profesor Zovek. Al príncipe de la canción, José José, lo acompañó en "La Carrera del millón".
Su carrera también se va a los melodramas. Temas como "Los que ayudan a Dios" la cual marca su debut en el género, pasando por "El milagro de vivir", "Muchacha de barrio", "Azul Tequila", "Súbete a mi moto", y recientemente "Señora Acero, La Coyote" hacen que la gente se encariñe con su trabajo.
Después de permanecer en Azteca por más de 23 años, en estas semanas está regresando a la casa que la vio nacer, hoy Televisa, con "Tenías que ser tú" donde participará a lado de artistas como Ariadne Díaz, Andrés Palacios, bajo la dirección de Mapat. Fue durante el inicio de las grabaciones de este nuevo culebrón que pudimos hablar con ella, recordamos con ella esos momentos de sus inicios, la evolución de la televisión y los cambios de piel laboral que esté experimentando. Una amena charla que a continuación les presento.
MH: ¡Qué gusto saludarla en este regreso a Televisa!
NM: ¡Así es! Regresando con un proyecto de la mano de Mapat, estoy fascinada, nerviosa pero muy contenta y emocionada. Pero voy en caballo de hacienda.
MH: ¿Lleva algún recuento de las telenovelas que ha realizado?
NM: Fíjate que alguna vez me lo han preguntado, pero no lo he hecho... Son como 50 aproximadamente en 47 años ya que a veces hacía una o dos por año y más cuando se hacían en foro.


MH: Pero sí varios protagónicos...
MN: ¡Bendito sea Dios sí!
MH: ¿Vivimos las épocas adecuadas o estamos bendecidos porque nos tocó vivir varias épocas? Usted vivió la evolución de muchas cosas...
NM: ¡Todo! ¡Cómo te digo que no solamente soy del siglo pasado, sino de milenio pasado!, la verdad fuimos bendecidos ya que nos tocó una época en la que teníamos libertades y una seguridad, teníamos cosas que se han perdido... Te lo dejo así; yo empecé cuando la televisión era en blanco y negro, el único programa que había a color era "La Cosquilla", y a los seis meses que estaba en el programa de "Mujeres, mujeres... Y algo más" con "El Gallo" (Juan) Calderón, fue que lo pasaron a color.
A mí me enseñaron el trabajar para cámaras cuando empecé hacer telenovelas, y ahora lo menos que quieren es que veas a ellas, me ha tocado en novelas en las que han utilizado ese método.
MH: Ha realizado muchos protagónicos, la buena, la mala de la novela... Al irse a Televisión Azteca y ahora vivir una época distinta con esta apertura, ¿Qué fue lo que le dio la pauta de decirle "Sí" a Mapat?
NM: Tuve un ciclo de 23 años en Televisa, después me salí de ahí para hacer una telenovela con Víctor Hugo O'Farrill (El peñón del Amaranto, 1993) esta novela se vendió a Televisión Azteca y desde ahí fueron 23 años. Cuando vino la caída de proyectos y comenzaron a quitar me hablaron de Argos, lo comenté y me dijeron que podía irme sin problema ya que no había por el momento algo, y después de dos años veía proyectos en Azteca, pero no había uno para mí.
Mapat me dijo que regresara, fue la que me insistió, y ahora que hay apertura fue que me animé.
MH: ¿Están los buenos recuerdos en Televisa?
NM: Es chistoso ya que yo nací en Televisa, comencé mis primeros años y todo lo puse en práctica en Azteca y así como las amistades tan hermosas que hice, lo que me hizo detenerme en Azteca es que apenas empezaba, y me recordaba el Televisa de Televicentro... (respira y añora).
MH: Nubia Marti es sinónimo de ser una carrera sólida, una actriz sin chismes...
NM: Es algo que me gusta, odio ser el centro de atención. Me gusta que la gente vea mi trabajo y es por algo por lo que he luchado, son años que me dediqué a trabajar, no me gusta hacer, ni meterme en chismes, no me gusta provocarlos. Mira que, si hablara uno (ríe). No sé en qué momento empezó el amarillismo, antes estábamos en las fiestas con ellos y convivíamos. Y no pasaba nada.
MH: Y, para terminar; ¿Qué hará?, ¿quién será, Nubia Marti en “Tenías que ser tú”?

NM: Soy "La Nena", mamá de Ariadne Díaz y soy una persona que le gusta el juego, su hija trata de luchar para que deje el vicio, es una mujer que le gustan los caballos, por lo que va mucho al hipódromo, pero siempre anteponiendo el amor que le tiene a su hija y nieta. En cuanto a personaje, quitando el vicio del juego, es un poco como yo, es una mujer optimista.
MH: ¡Muchas felicidades y éxito!
NM: ¡Muchas gracias!
 

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook