b_400_0_16777215_00_images_portada_Mocri-EZ-pirataje.jpg

Texto y foto: A. Marroquín

Seis pesos con cincuenta centavos es la línea que divide a lo legal de lo irregular en el transporte público federal en Chiapas.
Y es que esta cantidad es el parámetro de lo engorroso a lo cómodo del transporte en la capital del estado, manifiestan habitantes del fraccionamiento Jardines del Grijalva, que por un costo de 8.50 pesos han logrado evidenciar por 11 meses los vicios legales de un transporte colectivo obsoleto a las necesidades de los usuarios que por un costo de 15 pesos observan una mejoría desde lo irregular.

Para Ernesto Castro, habitante de Jardines de Grijalva, el Movimiento Campesino Regional Independiente de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, Emiliano Zapata (MOCRI-CNPA-EZ), vino a dar un salto de mejoría en el transporte público en Tuxtla Gutiérrez por 15 pesos, a pesar de que la inseguridad y el pirataje estén implícitos en esta mejora.
“Subirse al taxi implica un costo mayor al del colectivo, son 15 pesos para que te lleven de una manera más rápida y cómoda a tu destino, aunque también la incertidumbre de qué pase algo esté latente”, comenta Castro de 32 años, quien cada mañana aborda una unidad de taxi de la MOCRI EZ.
Revisión oficial de la unidad
Respeto a la legalidad, el artículo 35 de la Ley de Transportes del Estado de Chiapas destaca que el concesionario de ruta o zona, cuenta con un término de noventa días naturales, a partir de la publicación de la concesión en el Periódico Oficial, para recibir el título; y un término de noventa días naturales contados a partir de que reciba el título, para que acuda a la Secretaría a registrar el o los vehículos autorizados para la prestación del servicio público de transporte concesionado, debiendo aprobar la revisión del sistema electromecánico de cada vehículo, exhibiendo constancia de la Secretaría.
A su vez, el artículo 40 de la ley subraya que los conductores de los vehículos destinados al transporte público que transiten sin portar copia fotostática de la concesión o permiso y originales de la licencia de conducir, tarjeta de circulación, el permiso de ruta o zona, póliza del seguro de viajero y certificado de aptitud vigentes, que los acredite como prestadores del servicio, se harán acreedores a las sanciones establecidas en la Ley y el presente Reglamento.
Dependiendo de las circunstancias
El problema de este transporte no es que sea irregular, sino que no es para todos, reconoce Ernesto quien prepara 20 pesos para pagar la tarifa a un chofer particular que conduce una Nissan modelo March, con emplacado particular del estado de Chiapas.
“Es un problema esperar la combi y resulta peor ver si lleva lugar de pie o sentado, la verdad desconocía este detalle de los taxis, pero al fin de cuentas cumple con su función de llevarte a un mayor precio, que quizá mucha gente no puede pagarlo o darse este lujo innecesario o necesario, depende la circunstancia en que estés”, manifiesta.
A su vez, Juan, operador de taxi de la MOCRI EZ, menciona que bajo la palabra de la Secretaría de Transportes en el Estado de Chiapas, se prometió la regularización de màs de 20 vehículos March y Versa que trabajan de forma irregular en Tuxtla Gutiérrez y Chiapa de Corzo.
De acuerdo a la Cooperativa de Taxis Fraccionamiento Jardines del Grijalva y al Comité Jardines de Grijalva 2015-2018, los servicios de taxi empezaron a circular en febrero del 2017.
“Buenas noches habitantes del fraccionamiento Jardines del Grijalva, a partir de mañana 20 de febrero, a las 4:30 am a 10:00 pm, comenzará a laborar el servicio de Taxis de Jardines del Grijalva a Tuxtla Gtz. y Viceversa, con un costo de $ 10.00 pesos por persona, el recorrido será de Jardines a Tuxtla”.
Cabe hacer mención, que actualmente el precio de lista del Nissan March 2017 va desde los 149 mil 300 pesos hasta 229 mil 700 pesos; mismo del Versa 2017 que oscila de los 179 mil 500 pesos hasta 267 mil 900 pesos.
Competencia desleal
Por su parte, Ricardo García, operador de la ruta de colectivo del fraccionamiento Jardines del Grijalva, lamenta que la Secretaría de Transportes y la misma SCT no sancionen a los vehículos que trabajan de forma irregular, siendo ambas dependencias las encargadas de vigilar la circulación de automóviles que estén fuera de la ley.
“Es complicado entender porque después de tanto tiempo las autoridades no hagan nada, llevo más de dos años como chofer de esta ruta, en ese lapso me han parado más de cinco veces y si no llevo mi documentación en línea me sancionan…pero a ellos quién los defiende, que van y vienen sin que alguien los pare”, expone.
A lo anterior, la Ley de Transportes en el estado recalca en su artículo 47 que “se escuche a los concesionarios locales que pudieran resultar afectados y se resuelva, en su caso, con el fin de evitar cualquier acto de competencia desleal, de acuerdo a las circunstancias se iniciará el procedimiento de revocación o cancelación del permiso otorgado para tal efecto por la secretaría”.
En este contexto, la autoridad remarca que demás de presentar solicitud a la secretaría, deberán de acreditar por cada unidad, permiso federal vigente, tarjeta de circulación federal vigente, boleta de pago de permiso de penetración, factura de la unidad, anuencia de uso de suelo por parte de los Ayuntamientos para la instalación de la terminal y permiso de terminal expedido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.
 

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook