b_400_0_16777215_00_images_reportajes_diciembre_chalchihuitan-muertos-por-frio.jpg

Texto: Sergio Melgar
Foto: Juan de Dios García Davish
Son nueve personas y no seis las fallecidas por los fríos que aún viven en las montañas de Chalchiuitán, revela Nicodemo Agruilar, vocero de los indígenas tsotsiles desplazados de Chalchiuitán y que se encuentran viviendo en árboles.

En entrevista vía telefónica con Código Sur, Nicodemo Aguilar señala que si bien el tribunal agrario dio el fallo a favor de Chenalhó, de que le corresponden las 364 hectáreas, “en primer lugar es un fallo que debieron haber dado desde el pasado 6 de noviembre, es un fallo que no es definitivo, porque vamos a apelar, falta el tribunal colegiado, así que faltan otras instancias”.
Acerca de la muerte de cuatro menores, el vocero de los tsotsiles desplazados confirmó su fallecimiento así como el de cinco adultos más, lo que lleva a nueve personas muertas por las condiciones de frío y hambre que sufren en las montañas.
“Sí es cierto que ya liberaron los caminos, pero sigue la tensión, no estamos conformes con el fallo del tribunal agrario, vamos a apelar, todavía falta el fallo del tribunal colegiado”, subraya.
Por su parte, el párroco de Simojovel, Marcelo Pérez Pérez, confirmó que miles de desplazados siguen viviendo bajo los árboles, en el frío de la montaña: “ha venido el ejército, la cruz roja a dejar víveres, también de parte de la diócesis hemos entregado comida, chamarras, pero no es suficiente, se requiere el apoyo de la población”.
“Es mentira lo que dice Televisa, que ya regresaron los desplazados a sus comunidades, siguen viviendo en las montañas, con frío, con necesidades y de manera insalubre, le pedimos la solidaridad de toda la gente”, indica.
Marcelo Pérez Pérez asegura que es el peor éxodo que le ha tocado ver, sobre todo porque ya no son cinco mil, sino cinco mil 900 los desplazados, hay más de cien mujeres embarazadas, cientos de niños y adultos mayores, que están viviendo a la intemperie.
“Ojalá esto termine pronto, que todos puedan regresar a sus comunidades y que termine este conflicto entre San Pedro Chanalhó y San Pablo Chalchihuitán”, concluye categórico el padre Marcelo, que ha estado al pendiente de los desplazados.
 

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook