b_400_0_16777215_00_images_reportajes_abril_termina-huelga.jpg

Texto y foto: Mónica Ruiz


La huelga de la dignidad así fue nombrada por las enfermeras que estuvieron en protesta ante las injusticias en el sector salud en Chiapas, con ayuno forzado durante diez días obligaron al gobierno chiapaneco a responder de manera positiva sus 

peticiones, el jueves 13 levantaron la huelga de hambre nueve enfermeras después de haber firmado una minuta de acuerdo, fue afuera del hospital “Rafael Pascasio Gamboa”, donde anunciaron la resolución, dentro ellos el abastecimiento de medicamentos y equipo para el bienestar del pueblo chiapaneco, así también los diferentes pagos, adeudos y la reinstalación de 15 trabajadores despedidos injustificadamente resultado de la intimidación del gobierno hacia los trabajadores aseguró María de Jesús Espinoza de los Santos, una de las enfermeras despedidas.
Después de que trabajadores de la salud se manifestaran por dos meses aproximadamente, enfermeras decidieron como última opción dar inicio a la huelga de hambre, a pesar de temer por sus vidas y salud, cinco enfermeras dieron comienzo a la huelga el pasado tres de abril a las diez de la mañana culpando al gobierno chiapaneco por daños a la salud o incluso la vida de las enfermeras.
“Nos instalaremos en ayuno cinco enfermeras, y dependiendo de la respuesta del gobierno, se sumara un trabajador cada 48 horas a la manifestación”, afirmó Espinoza de los Santos, cumpliendo con lo acordado ante la indiferencia del gobierno del estado y el secretario de salud, cada dos días una enfermera mas se instalaba en la huelga de la dignidad.
A través de una rueda de prensa el secretario de salud, Francisco Ortega comunicó que seis de los trabajadores despedidos ya habían sido reinstalados, lo que tuvo como respuesta la molestia de los trabajadores en manifestación, María de Jesús Espinoza de los Santos dijo: “el secretario es un mentiroso ciertamente la tarjeta de una de las enfermeras estaba para que pudiera checar, a la hora y media suben las autoridades inmediatas nivel de enfermería y le dicen que se tenía que retirar ya que tenían indicaciones de que ya no podía subir a sus servicios”, ante situación Espinoza de los Santos añadió que ciertamente les habían propuesto regresar a sus puestos a cambio de su silencio.
Las enfermeras mostraron dificultades y problemas en la salud conforme avanzaban los días el número de enfermeras iba aumentando, contar con agua y dulces por aquello del azúcar era indispensable, al ver el desinterés del gobierno en Chiapas y el secretario de salud, optaron por aumentar el sacrificio dejando de ingerir líquidos, causando en últimos días mayores secuelas en la salud.
Después de una larga lucha y el ayuno forzado de diez días, el gobierno de Chiapas de comprometió a poner el material y recurso económico para atender las necesidades de los chiapanecos en el sector salud, así también la reinstalación inmediata de trabajadores despedidos durante la manifestación, sin dejar a un lado pagos atrasados y cubrir el adeudo en las distintas prestaciones de los trabajadores.

 

Síguenos en Twitter

Únete en Facebook